» » #7 – Lider & Sideman!

#7 – Lider & Sideman!

posted in: Blog & More | 0
Share on Facebook62Tweet about this on TwitterShare on Google+0Print this pageEmail this to someone

Definiciones Varias

Como músico y bajista me he encontrado en diversas situaciones de trabajo desde las cuales he aprendido a involucrarme en los roles de Lider y Sideman.  Si bien la experiencia propia es una de las mejores escuelas en este tipo de situaciones (según mi parecer), el poder diferenciar los parámetros que cada rol representa, me ha ayudado a comprender desde un lugar totalmente diferente al que estaba acostumbrado.

He aquí algunas ideas generales.

Lider: es aquel músico que lidera una banda o proyecto solista.

Sideman: es aquel músico que acompaña, tal cual mano derecha, a un solista o líder de banda.

Habitualmente y dependiendo cuán activo sea el músico, es frecuente estar en ambos roles a la vez. En mi caso, siempre estoy en ambos, lo que me ha hecho pensar profundamente en el comportamiento que en cada situación debo tomar y a su vez, la responsabilidad y cualidades que cada rol implica.

En cierta manera, el poder estar dentro de cada rol persigue una lucha interna con el Ego propio y a su vez, con el Ego de los músicos con los cuales nos relacionamos.  Poder ser versátil en ambas situaciones atrae el poder adaptarse y estar a favor de la música.


Cualidades y Responsabilidades

Saber hablar: el poder transmitir los pensamientos e ideas con respeto y buena energía representa un desafío muy grande. Elegir las palabras adecuadas tanto en una situación relajada, como en un ámbito de presión muy grande, es primordial y fundamental.

 

Saber escuchar: estar abierto a sugerencias y nuevas ideas es a veces una muy buena práctica, sobre todo cuando uno ha explorado diversas alternativas sin obtener resultados satisfactorios, y la persona que sugiere tiene un buen punto de vista para compartir, basado en su propia experiencia que en variadas situaciones puede ser mucho más amplia que la nuestra.

 

Poder reconocer errores: todos podemos cometer errores y tomamos decisiones incorrectas pero siempre debe estar la actitud de poder reconocerlos y remediarlos de la mejor manera posible. Esto incluye el saber disculparse cuando es necesario y a su vez, saber aceptar las disculpas cuando otro las ofrece.

 

Mostrar y recibir: tomar decisiones es fundamental y una de las tarea más difíciles de realizar. Ser imparcial, objetivo, mirar las situaciones desde ángulos variados e intentar obtener los mejores resultados posibles forma parte del juego.

Ser guiado es una tarea difícil también, ya que implica seguir la decisión tomada por el Líder a pesar de no ser la que a uno le gustaría tomar y representa poder participar de algo más grande que uno mismo.

 

Respeto: No hacer lo que no nos gusta que nos hagan, y esto incluye variadas situaciones.

Todos tenemos que comer y pagar nuestras cuentas entre varias cosas más, y por más que los músicos involucrados en un proyecto sigan al líder por admiración, respeto y porque les gusta el proyecto en sí, reconocer y percibir aunque sea un pago mínimo como respeto al trabajo y dedicación es algo fundamental para mantener un equilibrio general y que la rueda siga girando.

Otro tema delicado en este aspecto es el horario y los tiempos generales. El tiempo vale oro afirma el dicho antiguo, por eso es importante (al menos para mí lo es) llegar a tiempo o más temprano y no jugar con el tiempo de los demás. En muchas situaciones profesionales este ítem puede valernos el trabajo y la reputación de trabajo.


Es válido comprender que cuando se hace Música, la sensación de liderar es subjetiva y frecuentemente, dependiendo del estilo musical que se toque, el rol de líder va cambiando de músico en músico, según el momento. No obstante, lo planteado anteriormente intenta hacer referencia más a las situaciones extra musicales que a la de tocar, aunque  varios de los ítems en si pueden ser utilizados de igual manera cuando uno está tocando.

Seguramente se me escapen algunos detalles, los cuales podrían ayudar a definir un poco más las situaciones, sin embargo y como es habitual, este post me ha servido de profunda catarsis y he encontrado en lo que acabo de escribir, muchas similitudes con la vida real fuera de hacer música.

Nunca dejo de asombrarme!

Paz.

 

Comments

comments